La DPT como herramienta de cambio

Hace unos días el gerente de una pequeña empresa, que ha triplicado su volumen de negocio en los últimos cinco años, me explicaba como muchas decisiones operativas siguen pasando por sus manos y el colapso que eso provoca en el día a día de la compañía.

La empresa había ido adaptándose al crecimiento a base de parches, sin replantearse la estructura ni delimitar claramente las responsabilidades y ese era uno de los motivos que le habían llevado a esa situación.

Mi recomendación fue realizar la descripción de todos los puestos de trabajo, identificando funciones y tareas por posición, posibles solapamientos y tareas no asignadas. A partir de ahí, afrontar la redistribución de tareas, delimitar responsabilidades y creación de nuevos roles si es necesario.

En otras ocasiones he hablado de la importancia de una buena DPT en el marco de un proceso de selección pero no hay que olvidarse de lo que nos puede aportar también a nivel organizativo.

Crédito imagen: yanalya – www.freepik.es

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *