¿Qué quedará del teletrabajo?

El tema estrella en el ámbito profesional de los últimos meses ha sido sin duda el teletrabajo.

Mucho se ha hablado de sus virtudes e inconvenientes y parece que todos llegamos de alguna manera a la máxima repetida como un mantra “el teletrabajo ha llegado para quedarse”

Quizá este empujón al vacío ha servido para que empresas que nunca se habían planteado trabajar en remoto se hayan dado cuenta de que esta vía es posible y ahora estén más preparadas. Pero precisamente lo precipitado del cambio no ha permitido un análisis que será necesario hacer ahora que empezamos estas fases de desescalada.

¿Es posible el teletrabajo en todas las posiciones? ¿Tienen los equipos la madurez suficiente para teletrabajar? ¿Tengo el liderazgo necesario para organizar y mantener unida la organización a distancia? ¿Dispongo de la capacidad técnica para dar un entorno de teletrabajo adecuado a mis equipos? ¿Están definidos los objetivos y KPIs para evaluar el desempeño de los equipos?

Deberemos hacernos estas preguntas, y más, antes de convertir esta solución circunstancial en una nueva organización del trabajo.

Crédito imagen: freepik – www.freepik.es

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *