Las prisas no son buenas

Hace unas semanas os comentaba el mensaje que recibí ofreciéndome unos servicios de reclutamiento bajo el reclamo “Trabajamos al éxito y somos muy rápidos entregando perfiles.”

Ya traté entonces lo que opino del trabajo a éxito y hoy quiero dejar mi opinión sobre la promesa de “ser muy rápidos”.

Las prisas no son buenas cuando estamos trabajando para dar con esa persona que encaja en la posición tanto a nivel técnico como competencial, que se ajusta a los valores de la empresa, tiene el potencial de crecimiento necesario y además presenta la motivación para hacerse cargo del proyecto.

Tenemos que ser ágiles, constantes, y utilizar la tecnología para acortar los plazos en las fases que aportan menos valor, asegurándonos siempre de ofrecer las candidaturas más adecuadas, no de ser “los más rápidos entregado perfiles”

Justo Serrano.

Artículos relacionados

Las prisas no son buenas

Hace unas semanas os comentaba el mensaje que recibí ofreciéndome unos servicios de reclutamiento bajo el reclamo “Trabajamos al éxito y somos muy rápidos entregando

LEER MÁS

Los comentarios están cerrados.